28 octubre, 2021

16° ANIVERSARIO DEL PROGRAMA PROVINCIAL DE DETECCIÓN TEMPRANA y ATENCIÓN DE LA HIPOACUSIA

La provincia cuenta con el “Programa Provincial de Detección Temprana y Atención de la Hipoacusia” dependiente del Ministerio de Salud, creado por Ley 6742 un 12 de octubre del año 2005 en adhesión a la Ley nacional 25415, durante la primera gestión del Dr. Gerardo Zamora. La ley establece el derecho de todo niño y niña “a que se estudie tempranamente su capacidad auditiva y se le brinde tratamiento en forma oportuna si lo necesitare»

Desde el mes de octubre de 2008, el programa funciona en el predio del Hospital Regional “Dr. Ramón Carrillo” con una misión estratégica: diagnosticar HIPOACUSIA dentro de un programa que contemple los objetivos de detectarla tempranamente y de manera universal; realizar una intervención oportuna y adecuada; moderar la disfunción y evitar la discapacidad.

El director del Programa, Dr. Alberto Tiberti, explicó que “la detección se efectúa mediante un procedimiento universalmente aplicado llamado Screening, tamizaje, cribado o rastreo, que consiste en la aplicación de un test simple y rápido en una población constituida por niños y niñas «asintomáticos» que aún no tienen diagnóstico, con el fin de determinar cuáles necesitan técnicas diagnósticas complementarias”.

Recientemente, el Programa recibió desde el Ministerio de Salud provincial, equipamiento de última generación para la realización de exámenes audiológicos de recién nacidos y niños, de acuerdo a los nuevos protocolos internacionales y los del Programa Nacional de Hipoacusia.“Son tres equipos de otoemisiones acústicas más potenciales automatizados de screening para descartar patología coclear y retrococlear y tres equipos para Impedanciometría de alta frecuencia que permite analizar estado de oído medio en R.N hasta los 6 meses”, indicó el Dr. Tiberti.

El screening debe ser universal o sistemático: o sea a todo recién nacido (R.N) tenga o no factores de riesgo de presentar hipoacusia, y que hayan nacido en nuestro caso, en el sistema público; pero que también, por ley, deben ser cubiertos por las obras sociales provinciales, nacionales, municipales, sindicales y prepagas.“Para el primer paso del Screening, usamos pruebas objetivas no invasivas como las otoemisiones acústicas (OEA) Realizadas por fonoaudiólogas”, señaló el especialista.

Pero el screening como tal es insuficiente, sin un programa, que contemple la participación multi profesional. Por ello actúan el médico otorrinolaringólogo, con formación otológica y las fonoaudiólogas con formación audiológica. El camino diagnóstico, se complementa con exámenes objetivos y subjetivos que es realizado por el equipo del Programa.“Este camino que muchas veces es laborioso, y dificultoso es necesarios para tratar de arribar al diagnóstico audiológico y etiológico si fuera posible, y realizarlas indicaciones y procedimientos de intervención como la provisión de audífonos, elementos de amplificación, implantes osteo integrados, implantes cocleares, implantes de tronco cerebral, apoyados por habilitación o rehabilitación fonoaudiológica”, explicó el Dr. Tiberti.

El apoyo psicológico de los pacientes y sobre todo de la familia es fundamental durante el proceso diagnóstico y luego de la confirmación diagnóstica de hipoacusia, para realizar un acompañamiento. No menos importante es el rol de la Trabajadora Social, encargada de la intervención con el niño y su familia, desde un abordaje integral. Con respecto al seguimiento de los casos confirmados, o por confirmar es fundamental la participación activa de la trabajadora social, psicóloga y de todo el equipo.“Además, contamos con personal de enfermería, administrativos y maestranza, que complementan, y son indispensables para el funcionamiento del Programa y desde 2017 contamos con la informatización del Programa”, señaló el Director del Programa.

Colaboran con el Programa, en la etapa de detección, CIS Banda, CIS Termas, así como la Neonatologia del Hospital Regional. Además el Programa cuenta con la cooperación del CEPSI Eva Perón, para interconsultas pediátricas, neurológicas, laboratorio, imágenes y cirugías de Implante Coclear. Los Planes Sumar e Incluir Salud ayudan al Programa en sus respectivas competencias.

Cualquier niño, aun sin antecedentes de riesgo “aparente”, puede ser un HIPOACUSICO desde el nacimiento o en el futuro. Es fundamental el conocimiento de todos estos conceptos por parte del obstetra y la correcta información a la paciente embarazada. A los médicos neo-natólogos y pediatras les cabe la alta responsabilidad de solicitar los estudios de audición en neo-natos y brindar información a la familia.

Por último, desde el Programa de Hipoacusia recomendaron a los padres realizar el control ya que el futuro de un niño que nace con problemas de audición dependerá del diagnóstico y del tratamiento oportuno y el tiempo perdido es muy difícil de recuperar.

El teléfono de contacto del Programa para turnos es: 0385-4212806

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *